Rafa Benítez rechaza la oferta de renovación del Liverpool

  • Asegura que ni el dinero ni la duración del nuevo contrato, hasta 2013, son el problema de su negativa.

JAIME RINCÓN | Marca.com
Rafa Benítez ha rechazado la oferta de renovación del Liverpool tras rumorearse en las últimas fechas que la prolongación de su contrato con la entidad 'red' estaba cerrada. En la última conversación del técnico español con los dueños del club, George Gillet y Tom Hicks, aparecieron las complicaciones. Cerrado el acuerdo desde hace tiempo en el ámbito económico y de duración del contrato, la renovación se ha ido al traste por las diferencias en el plano deportivo.

El entrenador del conjunto 'red', que acaba contrato en junio del 2010, ya había pactado seguir en el club hasta el 2013 con unas retribuciones económicas ya pactadas desde hace semanas. Sin embargo, la sorpresa ha saltado este viernes cuando Benítez rechazaba la oferta de renovación. La causa, las atribuciones y responsabilidades del español en el plano deportivo.

Benítez quería tener un mayor control en los posibles fichajes y traspasos de jugadores, así como una mayor implicación en el desarrollo de la cantera 'red'. Supervisar el trabajo que se realiza en la academia del conjunto inglés para conocer de primera mano las posibilidades de los nuevos valores. En definitiva, formar parte de un ambiciosa proyecto con él como máximo responsable. No lo han querido así los dueños del club.

La figura del director deportivo
El español, se mostró muy claro al respecto. "Mi relación con los dueños del club es mucho mejor de lo que la gente se piensa. Tengo contacto regular con ellos y siempre me han mostrado su apoyo. Las conversaciones entre mi agente y los propietarios del club han sido siempre positivas y cordiales, pero las diferencias que existen conciernen a mis responsabilidades en el club. Los propietarios cree que las decisiones del mánager deben estar sujetas al presidente pero yo sé que los resultados y la afición son los mejores jueces que puedo tener".

El técnico 'red' dejó patente su deseo de controlar todos los aspectos deportivos del club y la intención de prescindir de la figura del director deportivo, es decir, de un mero intermediario entre el entrenador y los propietarios a la hora de fichar. "Yo tengo experiencia y he estado en muchos clubes. Sé que si no tienes un director deportivo, el entrenador es el que toma todas las decisiones en el ámbito deportivo, siempre dentro de los límites de un presupuesto que es controlado por los dueños del club. En este escenario, el entrenador sabe cuánto dinero tiene disponible para paliar las necesidades del equipo. La única persona que puede decidir que valor tiene un determinado jugador para un equipo es el entrenador, porque él conoce cuáles son los elementos para mejorar la plantilla", explicó.

Los periódicos ingleses ya se han hecho eco de la noticia y habrá que esperar a los próximos encuentros para saber si finalmente se reconduce la situación. El deseo de Benítez es continuar forjando un proyecto ambicioso en Anfield y eso implica tener el control absoluto en el plano deportivo. Veremos si George Gillet y Tom Hicks se dan finalmente cuenta de ello.

4 comentarios:

Alfon dijo...
16 de enero de 2009, 20:25

sta bien lo que hace Rafa!

albert del Ramo dijo...
16 de enero de 2009, 21:03

olaa, amunt torres i amunt liverpool , de donde has sacado la plantilla

Atléti1903 dijo...
16 de enero de 2009, 21:15

Buenas,la relación entre Rafa Benítez y los jefes del Liverpool nunca fué especialmente buena,saludos!

Chema Muñoz dijo...
17 de enero de 2009, 9:00

Hola, he estado revisando mis comentarios y me he encontrado que me pedías un intercambio de enlaces, yo lo acepto y ya te he enlazado en mi blog, cuando puedas espero que tu hagas lo mismo. Saludos.

www.elrechace.blogspot.com

Creative Commons License