Tiempos pasados siempre fueron mejores.

La noticia que inicia mi artículo es una encontrada en As.com

Pinta feo lo de Benítez y el Liverpool. De ahí a decir que el español está a punto de dejar el club hay un mundo. Pero nadie puede negar que las diferencias entre el club y su mánager son tan amplias que es difícil ver una salida al conflicto. Las negociaciones están congeladas y no se sabe cuándo se reanudarán. Hay gente en el club que querría que las cosas siguieran así y forzar la salida del entrenador. Si eso pasara, el Liverpool podría quedarse sin seis de sus estrellas.

Jugadores clave en el equipo como Gerrard han mostrado su respaldo absoluto a las últimas actuaciones de Benítez (su ataque a Alex Ferguson, sus quejas por la lentitud con la que se está tratando el futuro de Agger, el mejor central del Liverpool). Los medios ingleses, que prefiere un análisis más superficial, han empezado una liga nueva desde la ya famosa rueda de prensa anti-Ferguson: dos empates del Liverpool por dos victorias del Manchester.

La raíz del problema es que Benítez querría que el club pusiera en su contrato una serie de responsabilidades que se equiparen con las de Ferguson o Wenger, pero en realidad lo que está pidiendo es confianza. Y el club no se la está dando: decide a sus espaldas alguna venta o la cantidad presupuestada para fichajes y existe una evidente falta de comunicación entre el español y el director ejecutivo, Rick Parry.

Torres: "Si él se va, se irán seis más del club"

Ayer, en el Daily Mail, el periodista Martin Samuel desveló un pequeño secreto: Fernando Torres le había contado que si Rafa Benítez se va, al menos seis jugadores van a replantearse su futuro. Todos ellos titulares, según el secreto a voces que corre por Liverpool: Agger, Reina, Kuyt, Mascherano, Arbeloa y el propio Torres. En todo caso, todos ellos mejores jugadores desde que pasaron por las manos del preparador español y que no aceptarían de buen gusto la marcha del hombre que les trajo al club. Benítez, para bien o para mal, ha cambiado al club de arriba abajo, pero los dueños no parecen dispuestos a seguir avanzando.

Por Jony:

Estos tiempos son de crisis, no sólo economicamente, sino que todo en la vida está más difícil que nunca, hay más obstáculos que nunca y la frase de "los tiempos pasados fueron mejores" se hace más realidad cada día que pasa.

Con todo estos problemas digamos que la sociedad busca algún tipo de evasión para poder salir de la realidad oscura en la que estamos y el fútbol, nuestro Liverpool, siempre ha sido la mejor medicina, más esta temporada que por fin estamos luchando por conseguir el título de la Premier que tantos años llevamos soñando.

Pues parece que los propios dueños del club nos devuelven a la realidad, los señores Hicks y Gillet no hacen más que tirar piedras a su propio tejado, especulando al principio y abandonando las obligaciones de un deporte que ni les va ni les viene.

El equipo va colíder empatado a puntos con el United y teniendo en cuenta todos los problemas extradeportivos que hemos tenido es un milagro o mejor dicho, por el buen hacer de un técnico como Benítez, que remarca la profesionalidad, entrega y lucha en sus jugadores y Staff técnico.

Pudimos habernos sumido en el fracaso deportivo con los problemas económicos del club, con la deuda que debía pagar antes de fin de año, con que no se quiere hacer un esfuerzo económico en traer lo que pide el único que sabe lo que necesita el equipo, en la paralización del nuevo estadio por falta de dinero, en el caso Gerrard...pudimos haber fracasado deportivamente, pero como no lo hemos hecho parece ser que estos señores dueños del club ahora intentan poner las cosas más difíciles inventándose trabas a la renovación del manager que ha intentado seguir con la misma filosofía de nuestro legendario Bill Shankly.

Benítez ha estado construyendo un Liverpool ganador, un equipo que ha empezado formando una base con algunos años dubitativos, pero que conseguimos títulos importantes como 1 Copa de Europa, 1 Supercopa de Europa, 1 FA Cup y 1 Community Shield. Ahora que tiene todo formado y está retocando y perfeccionando esa base, ahora que podemos dominar Inglaterra y Europa...no lo dejan.

Estos dos señores americanos que tienen franquicias y equipos de Hockey, fútbol americano, valoradas todas sus pertenencias en 2.4 billones de dólares, pretenden poner pegas a un manager que ha entrado a formar parte de la leyenda del club.

Yo claramente me opongo a que mi equipo, aquel que he apoyado desde que tengo uso de razón por diferentes situaciones que he vivido en mi infancia, siga en manos de personas que lo tratan como si estuvieran en una colonia.
Pero mi decepción es más profunda al ver como Rick Parry, que siempre se ha declarado un aférrimo aficionado al club, no haga lo necesario para solventar la situación en un año donde el equipo puede volver a reinar en Inglaterra 19 años después.

Ojalá todo sea un mal sueño y vuelva a evadirme de la dureza de la vida en el equipo que siempre he amado, gane o pierda, lo único que pido es que no se haga daño al club por problemas extradeportivos, que lo dejen en paz y que siga Benítez hasta que se canse de entrenarnos....tiempos pasados siempre fueron mejores.

2 comentarios:

pablo dijo...
22 de enero de 2009, 14:30

El problema es que a los americanos, excluyendo el valor económico, el Liverpool les importa un pimiento porque hasta hace dos años no sabían ni que existía. Se han dejado comer el cerebro por Parry y a Benítez le ven más como un grano en el culo que como lo que en realidad es: el artífice de que el Liverpool haya recupardo su verdadero sitio.
No me gusta como pintan las cosas aunque estoy seguro de que al final se terminará solucionando para bien, aunque Parry y Benítez se tengas que seguir aguantando durante otros pocos años.

Un saludo.

Antonio Caballero dijo...
22 de enero de 2009, 18:24

Creo que los jefes no respetan lo realizado por Rafa en sus años en Liverpool...Y solo quiero recordar que las elecciones del Madrid son éste verano...

un saludo

Creative Commons License